lunes, 12 de septiembre de 2011

Yo creo que es mejor pensar que Dios no acepta sobornos.

No hay comentarios: