miércoles, 21 de diciembre de 2011

Porqué callar, si nací gritando.

No hay comentarios: