jueves, 12 de abril de 2012

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.

No hay comentarios: