domingo, 2 de septiembre de 2012

Da pánico estar vulnerable, nunca nadie me sonrió así.

No hay comentarios: