martes, 30 de octubre de 2012

Mi novia..



Ella es mi novia desde que me acuerdo, amor del bueno desde que la vi. Yo ya tenía un espacio en mi cuaderno para pintar su nombre y presumir. Me quiso cuando al borde de la meta llegué penúltima en la maratón, me quiere de insensible o de poeta, de genia, de ministra o de bufón. 
Ella es mi novia y no anda con chantajes, ni pone reglas de fidelidad. Me ha alcahueteado a cada personaje, sin importarle la exclusividad. Me quiere igual si voy de guerrillera o gano el premio Nobel de la paz, le da igual si voy de última o primera, si estoy de conformista o de tenaz. 
Mi novia se me está poniendo vieja y le está costando un poco caminar, tres meses sin venir y ella en bandeja le sirve otro café para su amor. Mi novia se me está poniendo vieja y YO ME EMPEZABA A ENAMORAR, del peso de las cosas que aconseja, de su don universal de perdonar. 
Mi novia siempre tiene un plato puesto por si algún día pienso regresar y preparó en el banco un presupuesto, por si podría algún día necesitar. No hay curva que me aleje de mi novia, si nunca hubo en sus labios un quizás y aunque la analogía ya es tan obvia 
sabrás que te hablo sólo a ti, MAMÁ.


No hay comentarios: